Hueso de aceituna


El aprovechamiento del hueso de la aceituna como combustible tiene múltiples ventajas. La primera es dar un uso útil a un subproducto que, de otra manera, sería un residuo. Es algo beneficioso para el medo ambiente. Además, su propia naturaleza convierte al hueso de oliva en un combustible muy económico.

La fabricación de esta biomasa comienza donde acaba la fabricación del aceite de oliva. En el proceso de producción del aceite, se generan residuos, el llamado hollejo u orujo. Es la materia sólida que queda tras el prensado de la aceituna, constituido, principalmente, por restos de pulpa, semillas y tallos. De este orujo se obtiene el hueso de aceituna que usamos como combustible.

Podemos utilizar el hollejo como combustible, pero está muy saturado de ceras, grasas y demás compuestos, que pueden ser perjudiciales para las calderas y estufas de biomasa, ya que puede formar emplastos de residuos y acumulaciones que provoquen averías. Además, durante la combustión, pueden emitir gases contaminantes para el medio ambiente.

Por eso es habitual que separemos el hollejo del hueso de la aceituna, para obtener un producto más puro y adecuado para su uso como biomasa. El proceso es mecánico y por soplado, sin disolventes, y, por lo tanto, fácil, limpio y respetuoso con el medio ambiente y nuestros pulmones.

El primer paso es eliminar las impurezas, como el polvo y la pulpa de la oliva, así como tallitos y hojas que nos podemos encontrar. Después, dejamos secar el hollejo de forma natural y, posteriormente, lo separamos del auténtico hueso de la aceituna. El resto de subproductos de este proceso también lo podemos aprovechar en diferentes grados.

El hueso de aceituna, convenientemente tratado, lo almacenamos y envasamos y queda listo para su distribución en Biomasi, para su posterior  uso en calderas y estufas, tanto industriales como en el ámbito doméstico. Biomasa de olivo, energía respetuosa y económica en tu negocio y hogar.

 

Nuestro hueso de aceituna con secado natural  de una temporada a otra proporciona las kilocalorías máximas, evitando secar el combustible con tromel que disminuye en su secado las kilocalorías del hueso. Su posterior triple criba y el soplado del mismo le dotan de una calidad máxima de combustión y disminuye la limpieza y mantenimiento de la caldera. Servimos hueso de Aceituna a Granel y en sacos de 25 Kg.